Belleza holística: ahora, cada vez más marcas abogan por la belleza holística. Pero, ¿de qué se trata realmente? Hacemos balance.

El período bastante difícil que acabamos de atravesar nos ha hecho tomar conciencia de muchas cosas y nos ha permitido reenfocarnos en lo esencial de la vida. En particular, entendemos lo importante que es tomarse un tiempo para uno mismo, para su propio bienestar. Entonces, en los últimos meses, nos hemos interesado más en belleza holística.

Es un concepto basado en el principio de que nuestra belleza interior se irradia hacia el exterior, la belleza holística gana cada vez más adeptos.

Un término que cada vez más marcas utilizan. Pero, ¿qué es exactamente la belleza holística? Para explicarte mejor la noción de belleza holística, sigue leyendo.

¿Qué es la belleza holística?

La belleza holística es aquella que se basa en la presencia, la sencillez, la calma y el aliento; que utiliza cosmética sana y cruelty-free, que respeta nuestra individualidad y equilibra nuestras emociones. Desde la rutina de cuidado de la piel hasta el baño bajo la ducha en casa, ¡sí es posible!

Vale la pena recordar que el término griego “holos” significa “todo”. De hecho, la belleza holística es una visión completa de la belleza. Además, la belleza no puede existir si no prestamos atención al cuerpo, la mente y el alma al mismo tiempo. Entiende que no es posible tratar con un solo aspecto de la belleza. Necesitamos un servicio completo.

No podemos cuidar nuestra piel comiendo muy mal y sin hacer ejercicio. Es contraproducente. Además, la belleza holística tiene en cuenta la filosofía de los productos, la calidad, pero también el suministro. Es un acercamiento a la belleza en su conjunto.

Vea mas: Probióticos: 6 cosas que debes saber

¿Cómo llegar a la belleza holística?

La belleza holística aporta bienestar general y un sentido de unidad. Nos cuidamos, estando alineados con nosotros mismos. La belleza holística también desarrolla y trabaja nuestra aura. Pero, ¿cómo adoptarlo fácilmente en la vida cotidiana?

  • Elección de marcas y productos de calidad, con atención al abastecimiento, la calidad y los valores.
  • Tómate un tiempo para ti, regalando verdaderos momentos privilegiados contigo mismo.
  • Apoye sus rutinas y pensamientos positivos para una verdadera sensación de bienestar.
  • Tener una dieta saludable en la vida cotidiana, la belleza holística, también requiere un estilo de vida saludable.

La belleza holística es una belleza global, que va más allá de la belleza plástica. Es más espiritual y se basa en el principio de que al crear un equilibrio interno, se reflejará en el exterior.

Se basa en 4 pilares fundamentales. La belleza holística es un concepto que se construye a partir de cada gesto adquirido. La idea: tratar de hacer cambios a largo plazo para que se convierta en una forma de vida.

4 pilares de la belleza holística:

Manejo del estrés emocional

Es el factor número uno en nuestro equilibrio interior. Para ello, debemos bajar naturalmente nuestro nivel de cortisol, la famosa “hormona del estrés”, tomándonos un momento a través de la práctica de una actividad o método de desarrollo personal.

Para ello, podemos intentar caminar, comer con plena conciencia, instalar momentos de relajación y meditación, utilizar la coherencia cardíaca, la musicoterapia/sonoterapia o hacer ejercicios de respiración. Lo ideal es, en estos momentos, acercarse lo máximo posible a la naturaleza para disfrutar de los beneficios asociados.

Movimiento

Estamos hechos para movernos. De hecho, la actividad física (al menos 30 minutos de práctica al día) es fundamental para oxigenar, desintoxicar el organismo y hacer circular la linfa. La elección es amplísima: yoga, running, natación, ciclismo… Y como en todo, tienes que variar tus placeres. Por eso no dudamos en practicar diferentes actividades o probar diferentes métodos para no crear tensión usando los mismos músculos una y otra vez.

comida

Acidificamos permanentemente nuestro cuerpo y la comida se va agotando cada vez más de nutrientes. En nuestro plato es necesario un reequilibrio de la alimentación para “nutrir” adecuadamente el organismo, desinflamar y regular nuestras hormonas.

Ojo, no se trata de trastornar la forma de comer de la noche a la mañana -un gesto contraproducente que puede llevar directo a la frustración-, sino de enfocar inteligentemente tus necesidades e ir introduciendo (o retirando) ciertos alimentos. Por ejemplo, comenzamos integrando más “verduras” en nuestros platos y redujimos nuestra ingesta de azúcares refinados. Una forma de instalar buenos hábitos alimenticios sin siquiera darnos cuenta.

Además, los suplementos dietéticos pueden ayudar a llenar las deficiencias. Los probióticos y prebióticos, bacterias milagrosas, también ayudan a reequilibrar nuestra microbiota intestinal.
Por último, no olvides hidratarte durante todo el día con agua clara, pero también tisanas, infusiones, aguas aromatizadas. Por la mañana, regálate un zumo enriquecido con superalimentos (maca, espirulina, matcha) o raíces (jengibre, cúrcuma) para llenarte de antioxidantes y vitaminas.

los cosmeticos

Ahora es el momento de escuchar y observar tu piel para definir tus necesidades. Habla mucho con nosotros y muestra afuera lo que pasa adentro. Opta por productos que contengan aceites vegetales, aceites esenciales, aguas florales, espirulina, cáñamo, aloe, algas, escualano vegetal, ácido hialurónico, colágeno marino, ácidos de frutas, bakuchiol, manteca de karité… también pueden ser la base de recetas cosméticas de belleza DIY si uno es experto en todo lo casero.
En caso contrario, recurrimos a marcas ecológicas con fórmulas minimalistas.

Diariamente se puede practicar el automasaje, con las manos o con instrumentos de belleza como el rodillo de jade y el Gua Sha. Un momento de relajación y conexión profunda con la piel que no solo aumenta la microcirculación, sino que también actúa como un método natural antiedad.

De vez en cuando, nos sumergimos en un agradable baño caliente aderezado con sales y otros aceites relajantes. También puedes apostar por los suplementos para la piel, sobre todo si eres propensa a algún problema (psoriasis, rosácea, acné).

Artículos relacionados

×