labio sonrojado

Puesto que el mundo es un mundo, el labios han sido una parte central de cualquier inventar . Son, junto con los ojos, los encargados de dar la nota y definir tu belleza, ya sea con maquillaje o resaltando tus tonos naturales en los días en los que quieras salir de casa con el mood #NoMakeUP

Por ello, cada vez aparecen más técnicas para que nuestros labios parezcan más carnosos, jugosos y finalmente se conviertan en el centro de atención. Pero, la última técnica para dar una ventaja y conquistar los labios de tus sueños es el labio sonrojadouna especie de pigmentación de labiospero un poco más claro, como un rubor en los labios.

Se añade un tono más rosado y semipermanente a los labios, lo que crea un resultado más natural: sonrojar los labios o labios tatuados es más un acercamiento. Más natural que el viejo tatuaje de labios de antaño. Se utilizan tonos naturales de pigmento orgánico en el color deseado y se aplican con una máquina de tatuaje cosmético.

VEA MAS: Labios rosados: la tendencia de belleza de la que no escaparás

Así, esta técnica no sólo mejora el color de labios, haciéndote olvidar tus labiales en el bolso, pero también mejora la forma y crea una sensación de más volumen y jugosidad gracias a la pigmentación. Este, debe elegirse comparándolo con el tono de la piel, el cabello y lo dramático que es nuestro maquillaje, asegurándonos de que sea un tono natural para que no se produzca una hiperpigmentación.

Aunque también depende de si queremos cambiar la forma del labio o darle más profundidad ya que no hay una sola forma de aplicarlo: Puedes solucionar cualquier problema relacionado como la asimetría o añadir anchura al labio fino o labios cóncavo. puedes optar por un contorno más fuerte con un color degradado, que se desvanecerá en el centro de los labios para dar la ilusión de mayor volumen.

Cómo se ve el labio ruborizado: antes y después

labio sonrojado

Aun así, esto pigmentación habrá que retocarla de vez en cuando ya que se perderá y una sola sesión no siempre será suficiente. De hecho, es recomendable dejar pasar cuatro u ocho semanas y repetir el tatuaje. Es solo que el tono se estabiliza y se vuelve más natural cuando el tatuaje se cura y la capa exterior de la piel de los labios se desprende.

Aunque, como decíamos, nuestra barras de labios tienen una vida mejor con esta técnica, se puede potenciar el resultado aplicando gloss para aportar jugosidad o bálsamo labial para hidratarlos.

Artículos relacionados

×