vitaminas-para-tener-un-cabello-bonito

La afirmación “pelo bonito es pelo sano” es totalmente correcta y de nada sirve invertir en planchas, rizadores y secadores llenos de tecnología si las hebras están secas, sin brillo y sin vida.

Aunque existen varios productos que pueden hidratar, reconstruir y nutrir los mechones, lo cierto es que la salud del cabello debe venir de adentro hacia afuera. Para ello, algunas vitaminas son esenciales.

Muchos de ellos logran fortalecer la fibra capilar, estimular la producción de queratina y ofrecer componentes que son esenciales para que el cabello luzca hermoso y saludable.

Así que descubre ahora qué vitaminas son esenciales para el cabello y no dejes que tu cuerpo carezca de ellas.

vitamina a

La vitamina A juega un papel clave en el crecimiento del cabello y los estudios muestran que cuando es deficiente en el cuerpo, puede ocurrir pérdida de cabello y calvicie.

Entre las funciones de esta vitamina está la de ayudar a las glándulas a producir sebo, que actúa en la hidratación del cuero cabelludo y mantiene la salud de los hilos. También tiene una participación activa en el proceso de renovación, mantenimiento y desarrollo del tejido capilar.

Vitamina B

Hay varias vitaminas que forman parte del complejo de vitaminas B y muchas de ellas actúan sobre la salud del cabello.

B2 y B3 son responsables de promover el proceso metabólico de proteínas, azúcares y grasas y actúan para prevenir el debilitamiento y combatir la caída del cabello.

La vitamina B5 actúa sobre la hidratación del cabello, previene las puntas abiertas e incluso favorece un mayor fortalecimiento de la fibra capilar.

La B7, también llamada biotina, es un nutriente bien conocido por su efecto positivo en la piel y el cabello y, cuando falta, provoca debilidad y caída del cabello.

La vitamina B12 está directamente relacionada con el crecimiento de los mechones y actúa en la distribución de nutrientes a las células del cuerpo.

Vitamina C

La vitamina C es bien conocida por su importante papel en la inmunidad, pero lo que mucha gente no sabe es que también actúa sobre la salud del cabello.

De hecho, esta vitamina ayuda en la producción de colágeno, que está presente en la estructura del cabello y se encarga de aumentar su resistencia.

Otro papel de este nutriente es combatir los radicales libres, previniendo el estrés oxidativo en las células, proceso que repercute muy negativamente en el crecimiento del cabello.

Vitamina D

La vitamina D ayuda en el proceso de crecimiento de los queratinocitos en el folículo piloso, que es donde nacen los pelos. Con esto, cuando es deficiente en el organismo estos folículos dejan de desarrollarse y así se produce la caída del cabello.

Según Dannie Hansen, propietario de Sundt Supplements, a diferencia de lo que ocurre con otras vitaminas, el gran problema de la vitamina D es que no es fácil alcanzar buenos niveles de la misma solo con la alimentación.

“La forma más eficaz de conseguir una buena cantidad de vitamina D en el organismo es a través de la exposición al sol durante al menos 15 minutos al día, o tomando suplementos que se pueden tomar una vez al día”, explica.

vitamina e

Por último, pero no menos importante, está la vitamina E, que ayuda a la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Esto facilita la llegada de nutrientes esenciales a ese lugar, lo que permite un mejor crecimiento del cabello.

Además, tiene una acción antioxidante similar a la de la vitamina C, que protege y fortalece la fibra capilar.

Artículos relacionados

×