caída de cabello

Tal vez hayas notado que hay temporadas en las que se te cae más el cabello (y si no, es bueno saberlo). Esto se debe a que comienza una nueva fase de crecimiento, por lo que es más probable que se caiga.

Este es un tema que nos preocupa e incluso nos asusta un poco, porque ver los cables en el desagüe o en nuestro cepillo puede ser impresionante. ¡No se asuste! Es completamente normal y no te quedarás calvo. Pero si estás cansada de ver caer tu cabello, hay ciertas medidas que puedes tomar.

Date un buen masaje

Estimula el crecimiento del cabello masajeando el cuero cabelludo con las yemas de los dedos en la ducha durante cinco minutos. No olvides usar shampoo y acondicionador que se adapte a tus necesidades para un mejor resultado.

Resiste la tentación de frotar

Si al salir de la ducha eres de los que se frota muy fuerte el pelo contra la toalla, ¡para, lo estás haciendo mal! Esto daña tu cabello por su textura áspera y rompe la fibra capilar provocando adelgazamiento. ¡Usa una toalla o camiseta de microfibra y no frotes!

huir del calor

Si bien puede ser el consejo más obvio de todos, también es el más ignorado. Sabemos que a veces ganas tiempo y la secadora te quita mucho peso, agilizando el tiempo de secado, mientras que la plancha y el rizador te dan una gran apariencia.

no te cepilles tanto

Cepillar tu cabello activa la circulación del cuero cabelludo, lo que te da un cabello más suave, brillante, saludable y más largo. Pero como todo en la vida, el abuso es dañino. Lo mejor es cepillarse dos veces al día (por la mañana y antes de acostarse), aunque si tu cabello es muy propenso a enredarse, puedes aumentar la cantidad de tres a cuatro veces.

evitar el estrés

Si te has ocupado de todos los puntos anteriores y aún notas que se te cae mucho el cabello, quizás sea hora de que sepas que no solo los factores físicos afectan a nuestro cabello: también los emocionales y psicológicos.

No dejes que tu rutina diaria te preocupe, bebe tés relajantes, medita una hora al día, haz tu actividad favorita y trata de dormir bien para estar en el mejor estado mental posible.

La alimentación puede influir directamente en la salud de tu cabello

Como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, el cabello necesita una variedad de nutrientes para crecer y mantenerse saludable, por lo que si desea reducir significativamente la caída del cabello, debe incorporar las siguientes vitaminas y minerales en su dieta.

Vitamina A para combatir el cabello frágil

Los alimentos que lo contienen son la leche, el queso, las zanahorias, el brócoli, la coliflor, la espinaca, el melón, los albaricoques, los mangos, la carne de res, el pollo, el pavo y el pescado.

Vitamina B para promover el crecimiento.

Si tu cabello tarda MESES en crecer un centímetro, probablemente necesites hidratación y vitamina C. Los alimentos que la contienen son los cereales, las verduras, la leche, los huevos, el pescado, los mariscos, el hígado y la carne.

Vitamina C para eliminar las puntas abiertas

Si el problema con el que luchas a diario son las puntas abiertas, la vitamina C será tu gran aliada. Los alimentos que la contienen son naranja, limón, fresa, kiwi, guayaba, melón, mango, patata, brócoli, pimiento y tomate.

Hierro, magnesio y zinc para prevenir caídas

Para minimizar la cantidad de cabello que dejas en la ducha, estas tres sustancias fortalecerán tu cabello. Los alimentos que los contienen son frutos secos, pescado, brócoli, alcachofas, espinacas, cereales y lácteos.

Artículos relacionados

×