El día de la novia es una ocasión muy especial en la vida de una mujer. Por lo general, es un día que pasas con las personas que amas. Es un día de relax y relajación, mientras te preparas para decir el tan esperado ¡SÍ! en el altar

En este post hemos recopilado consejos para que este gran día sea aún más inolvidable. ¡Verificar!

¿Qué es el día de la novia?

El día de la novia es un momento especial para ti… es el momento de vestirte, maquillarte, peinarte y muchos otros detalles que te harán lucir hermosa a la hora de la ceremonia.

Muchas novias eligen pasar este momento con las personas que aman, como madres, amigas y damas de honor. Además, nada mejor que estar con gente especial, para relajarse y divertirse, en esta ocasión en la que, normalmente, la novia está tan tensa y preocupada, ¿no?

¿Cómo organizar el día de la boda?

Ninguna novia quiere preocuparse por problemas e imprevistos en su gran día. Con eso en mente, reunimos algunos consejos que te ayudarán a organizar este día tan esperado, para que no ocurra ninguna eventualidad. ¡Vea!

1 – Elige la ubicación

En el salón de belleza, en casa, en un hotel, un SPA, o incluso en el lugar de la ceremonia y fiesta. La elección del lugar dependerá de tu presupuesto y del proceso de locomoción que podrás afrontar desde el lugar definido hasta el lugar de la ceremonia.

+ 10 errores tontos al planificar la fiesta de bodas

2 – Tu bienestar debe ser lo primero

Ten en cuenta que antes que nada, este es tu día, un día en el que debes sentirte bien. Así que busca, busca… Que tu amigo se sienta bien en un lugar no significa necesariamente que será el lugar ideal para ti. Sois personas diferentes, con personalidades diferentes, ¿sabes?

Elige un lugar que te brinde comodidad, que te ayude a divertirte y disfrutar de “tu día” con tranquilidad.

+ ¡Ha llegado el gran día! Ver errores y aciertos que toda novia debe conocer

3 – Contrata a profesionales de confianza

La elección de los profesionales es extremadamente importante, después de todo, ¡es tu día, tu gran día! Si ya conoces y confías en una peluquera y maquilladora profesional, el consejo es que no te rindas. Esto le dará más confianza en que el trabajo será impecable.

Si el lugar que elegiste ya cuenta con profesionales, pero no conoces su trabajo, el consejo es que, días antes, te peines y maquilles a modo de prueba, así, además de evitar sorpresas desagradables, puedes elegir los detalles del peinado y maquillaje que más te guste.

+ 6 errores de belleza que más cometen las novias en las bodas

4 – ¡No te olvides de comer!

En la mayoría de los lugares que celebran “el día de la novia”, se sirve comida y bebida para la novia y sus acompañantes. Sin embargo, si eliges un lugar que no ofrece este servicio, o incluso optas por hacer este día en casa, prefiere comer alimentos ligeros, que ya tienes la costumbre de comer. Esto reducirá las posibilidades de una posible indigestión, que podría acabar estropeando tu día soñado.

+ 10 consejos para que la novia se mantenga en forma hasta la boda

5 – ¡Dispara mucho!

Si su presupuesto lo permite, contrate un buen equipo de fotógrafos para capturar el día de su boda. Si anda corto de dinero, hágalo usted mismo, pídale a alguien que le tome varias fotos. Al fin y al cabo, son momentos únicos que merecen ser inmortalizados, ¿verdad?

+ Lo que no puede faltar en el álbum de bodas

6 – ¡No olvides nada!

A no ser que vayas a pasar el día de la novia en casa, el consejo es que hagas una lista de todo lo que necesitarás llevar al lugar donde pasarás tu gran día. Separa todo con días de anticipación, para que puedas revisar tranquilamente todos los artículos.

+ 7 cosas que los invitados odian de las bodas

7 – Prepárate para lo inesperado

Los imprevistos pueden ocurrir bajo cualquier circunstancia. Entonces, para que las pequeñas cosas no se interpongan en tu gran día, es importante prevenir antes de que suceda, ¿verdad? Así que ponlo en tu lista y tómalo en el día:

  • Remedios para el dolor de cabeza y la indigestión;
  • Cargador de celular o batería extra;
  • Tarjeta de crédito y efectivo.

Lo importante es que no separes estos elementos pensando que algo puede salir mal. Debes ir al día de tu boda, con la certeza de que todo está bien y que no pasará nada malo. Después de todo, los malos pensamientos atraen cosas malas.

Es hora de relajarse y disfrutar de todo lo que has planeado y soñado durante meses.

Siga nuestras publicaciones en Google News y manténgase informado sobre otras tendencias de bodas.

Artículos relacionados

×