Dior, la casa francesa propiedad de LVMH, el grupo de lujo más grande del mundo, está colaborando con la celebridad transgénero Jin Xing para una campaña centrada en la fragancia J’adore de la marca.

Dior anunció la noticia a través del perfil de Dior en Weibo, un servicio de microblogging chino, con un video en el que Jin ofrece monólogos sobre el valor de la independencia y la individualidad, además de compartir un poco sobre el camino recorrido en su transición.

Jin Xing es un ex bailarín de ballet y coronel del ejército y fue la primera persona en publicitar la cirugía de reasignación de género en China. Desde entonces, se ha convertido en una destacada presentadora de televisión y tiene muchos seguidores en las redes sociales.

Comunidad LGBT en China

Esta audaz declaración de una marca de lujo como Dior refleja cierto progreso en la aceptación de la comunidad LGBT en China, donde los derechos de las personas trans solo se reconocen parcialmente.

Los temas LGBT siguen siendo tabú en China, donde la comunidad enfrenta duras consecuencias como el ostracismo, el desempleo e incluso el encarcelamiento. Un informe del Centro LGBT de Beijing en 2017 encontró que de 1640 encuestados, todos menos seis experimentaron violencia doméstica a manos de un padre o tutor después de confesar.

Lectura recomendada: Este papá lanzó una línea de trajes de baño para niñas transgénero

En 2015 en Beijing, una mujer transgénero, Chao Xiaomi, trajo el tema transgénero a la arena pública después de que no pudo usar el baño de un centro comercial.

Chao contó cómo trató de entrar al baño de hombres por primera vez, pero un conserje la detuvo porque llevaba puesto un vestido. Luego trató de ingresar a un baño de mujeres, pero un guardia de seguridad le pidió ver su identificación; cuando vio que se llamaba a sí mismo “masculino”, la llamó “pervertida”.

Ante la discriminación generalizada, las ONG y los activistas han estado presionando por cambios a través de demandas y el desarrollo de estudios que resaltan las dificultades que enfrenta la comunidad.

A pesar de muchos contratiempos, la comunidad LGBT está luchando por ser vista y escuchada, y muchas personas LGBT están comenzando a vivir más abiertamente en medio de una creciente aceptación en la sociedad.

Artículos relacionados

×