vitamina-c-para-la-cara

¿Quieres que tu piel brille y se vea más saludable? Ten a la vitamina C como tu aliada. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber.

Seguro que ya conoces los muchos efectos positivos que aporta la vitamina C a tu salud . Sin embargo, quizás no sepas que además de prevenir la gripe y ayudar al sistema inmunológico, es un gran aliado para tu belleza . Es que la vitamina C es uno de los activos necesario para devolver la luz a la pielun poderoso antioxidante que reduce las arrugas y previene signos de envejecimiento.

Ahora que ha comenzado el año, ¿qué tal poner Vitamina C en tu rutina de belleza y conquistar la tan ansiada piel radiante?

¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C es un poderoso antioxidante para la piel porque es capaz de neutralizar los radicales libres, que son moléculas muy reactivas, que se forman no solo en nuestra piel, sino también en todo nuestro cuerpo, debido a reacciones metabólicas.

Los productos concentrados de vitamina C son altamente efectivos contra los signos de cansancio, arrugas, deshidratación y pérdida de elasticidad, pudiendo rejuvenecer la piel.

Se considera un potente antioxidante que previene daños en el ADN de las células, siempre expuestas a los radicales libres ya la radiación solar. Otra función de Vitamina C contra el envejecimiento de la piel es la capacidad de aumentar la síntesis de colágeno, una proteína muy abundante en la piel que disminuye con la edad. También reduce las líneas finas y las arrugas, minimiza el enrojecimiento y restaura la flexibilidad.

Se puede aplicar durante todo el año y en invierno es muy útil, ya que es el complemento ideal para el tratamiento de eliminación de manchas y melasma, por su capacidad de transmitir melanina y colaborar con la distribución del pigmento.

¿Por qué es importante utilizar productos de belleza que contengan vitamina C?

Las radiaciones ultravioleta, la polución, el estrés, la falta de sueño, las dietas desequilibradas… etc. Todo ello provoca reacciones en cadena en nuestra piel, oxidando nuestras células y tejidos. Son estos “picos” de estrés y contaminación los que aumentan el envejecimiento y acaban generando arrugas profundas, cambios en el tono de la piel, manchas o pérdida de firmeza. Por lo tanto, la vitamina C no es uno de los antioxidantes más efectivos, sino también una de las moléculas antienvejecimiento más potentes.

La forma más efectiva de mantener la belleza natural de la piel es usar vitamina C tópicamente. Se recomienda su aplicación porque es un excelente recurso natural que previene y corrige los signos de la edad, restaura el equilibrio de la piel y la mantiene bella y luminosa. También es muy eficaz en pieles con tendencia acnéica, previniendo y reduciendo lesiones.

Como vitamina C frágil y altamente soluble en agua, otras formas de este ingrediente se utilizan en productos cosméticos. Entre ellos podemos mencionar:

  • Ácido ascórbico : es la forma más básica de vitamina C, es ácido cítrico que estimula la producción de colágeno. Por su acidez, se utiliza para la exfoliación.
  • Palmitato de ascorbilo con vitamina C : es la más común en cremas, es la forma liposoluble de la vitamina C. No irritante y muy estable.
  • Palmitato de magnesio y ascorbilo con vitamina C : esta forma es ideal para personas con piel sensible y delicada que quieren el efecto estimulante de la producción de colágeno, pero sin el efecto ácido y exfoliante.
  • Tetrasustitutos Lipofilias Ascorbatos Vitamina C : esta es la nueva generación de derivados de la vitamina C. Es muy estable y eficaz para estimular la síntesis de colágeno.

Beneficios de la vitamina C para la piel

Adecuado para mujeres de todas las edades y tipos de piel, los beneficios de la vitamina C para el cuidado de la piel son numerosos, comenzando por el más popular: reducir las líneas finas y las arrugas.

Promueve la producción de colágeno.

Las líneas finas y las arrugas comienzan a formarse debido a la pérdida de colágeno en la piel. El uso regular de productos con vitamina C puede retrasar o aliviar la aparición de arrugas, ya que es un poderoso antioxidante.

Los antioxidantes ayudan a estimular la producción de colágeno, rellenando las líneas finas y las arrugas. Como resultado, la piel se rejuvenece y reafirma.

Protege contra el daño solar.

La vitamina C es ideal para proteger la piel del daño solar, especialmente de los rayos solares UVA y UVB. Esto se debe a su poder antioxidante, que naturalmente ayuda a fortalecer la piel y evitar posibles daños.

Esto no quiere decir que la vitamina C pueda ser un sustituto del protector solar, pero cuando se combinan los dos productos, el resultado es mucho más potente.

repara las quemaduras solares

Además de proteger la piel del daño solar, la vitamina C también puede ser eficaz para reparar el daño solar, como las quemaduras solares.

Es excelente para después del sol, ya que ayuda a promover una curación más rápida, reduce el enrojecimiento y alivia la picazón y el ardor.

reduce las ojeras

La vitamina C también ayuda a regular el tono de la piel, reduciendo el color púrpura de las ojeras. Ten cuidado con el producto que aplicas al protector solar, ya que el área alrededor de los ojos es muy sensible y puede irritarse si un ingrediente es demasiado fuerte.

acelerar la curación

Los altos niveles de vitamina C pueden acelerar el proceso de curación natural del cuerpo, lo que ayuda a curar cortes menores, cicatrices de acné y otras imperfecciones de manera más rápida y efectiva.

Reduce la decoloración de la piel.

Si tienes manchas o enrojecimiento en la piel, la vitamina C puede ayudarte a conseguir un tono más uniforme.

Previene los signos del envejecimiento

No importa la edad que tengas, siempre es mejor estar seguro. Y la vitamina C puede ayudar a que la piel se vea más joven por más tiempo. Previene arrugas, líneas finas, flacidez, manchas, piel opaca y otros signos de envejecimiento.

Hidratar

Si tienes la piel seca, necesitas vitamina C, especialmente cuando usas humectantes y tu piel aún está seca.
Gracias a esta vitamina, podrás disfrutar de altas concentraciones de vitaminas que tu cuerpo necesita para aumentar de forma natural la hidratación general.

ilumina la piel

Ilumina la piel opaca, haciéndola lucir más saludable y brillante, y se siente fresca y revitalizada.

reduce la inflamación

También se ha demostrado que la vitamina C, en concentraciones suficientemente altas, reduce la inflamación. Esto es muy útil para pieles que suelen despertarse por la mañana con la cara hinchada en determinadas zonas, como el contorno de los ojos.

Es importante mencionar que la piel necesita una concentración muy alta de esta vitamina para ver resultados. Por eso se suele utilizar en forma de sérum, una fórmula más concentrada que las cremas.

Ahora que sabes todo esto, no tendrás excusa para no sacarle el máximo partido a tu piel y conseguir una piel radiante.

Artículos relacionados

×