Perfumes

Si eres de los que lleva años usando la misma fragancia, tenemos que decirte que, aunque te entendemos, es hora de un cambio. Las nuevas tendencias ofrecen millones de posibilidades y estamos seguros de que entre ellas podrás encontrar el próximo aroma del que te enamorarás.

Renovamos nuestro armario cada temporada, nuestro estilo de vestir y maquillarnos se adapta a las tendencias y nuestros gustos cambian. Además, con cada estación, los frutos que consumimos cambian, los árboles pierden sus hojas y las flores florecen y se marchitan con las estaciones. ¿A qué nos referimos con eso? Que, inevitablemente, los aromas que nos acompañan durante todo el año van cambiando.

Aunque llevas años siendo fiel a tu aroma favorito, te proponemos que te animes a hacer un cambio que puede ser muy positivo. Y, si prometiste ser fiel hasta el final del día, tenemos otra alternativa: puedes alternarlo con otra fragancia. Si aún no te hemos convencido, estas son las razones por las que deberías probar nuevas fragancias.

1. Un cambio de actitud

Cuando comienza el año, nos tomamos un respiro o empezamos un nuevo trabajo, queremos renovar nuestro armario o hacer un cambio de look que marque el inicio de una nueva etapa y que, como cura energética, nos ayude a coger fuerzas. Lo mismo ocurre con los perfumes. No sales de casa para ir a trabajar con la misma actitud que cuando sales a una cita oa una noche de fiesta, ¿verdad?

Aquí pasa lo mismo, el olor a primavera está lleno de vida, flores y renovación es muy diferente al olor a invierno u otoño. Y las fragancias, al fin y al cabo, son como la moda, las hay de primavera-verano y de otoño-invierno.

2. Cada estación tiene un olor diferente

para primavera, prueba un perfume floral, porque despertará y aumentará toda tu feminidad. LOS base verde o herbal, aunque más propias de los hombres, también son una buena opción. Los aromas dulces se pueden usar durante todo el año, sin embargo, la primavera o el verano es el momento en que un delicioso aroma a vainilla parece más irresistible.

Para el veranonada como una base de cítricos. Desde limón hasta bergamota o pomelo, todo está permitido. Estos aromas son perfectos para despertar el lado especiado de la temporada de verano. Con la llegada de las fragancias frías y amaderadas, musgos, frutos secos o especias, son perfectas para envolverse en una nueva actitud y un nuevo perfume. Y de cara al invierno, las resinas o el almizcle pueden encender otra parte dulce y seductora del paraíso olfativo. también puedes tener perfumes con diferentes bases aromáticas y úsalos como todos los días para romper la rutina.

3. Tu piel no es la misma

A lo largo del año, nuestra piel se renueva y hay temporadas como el invierno, en las que es más común que nuestra piel se descame y necesite más hidratación, esto hace que el perfume no penetre de la misma manera. También en las estaciones más cálidas, cuando la piel transpira, influye en el aroma posterior de nuestro perfume. En definitiva, una fragancia no huele igual en la piel en todas las estaciones del año, por lo que es necesario adaptarse a la estación y utilizar uno o varios perfumes en cada una de ellas, para que el aroma de nuestra fragancia sea siempre más intenso. .

4. Porque hay cientos de perfumes

Una vez que comience a experimentar con fragancias, Parece imposible tener solo uno. Un verdadero amante de los perfumes tiene uno para cada situación, para cada estado de ánimo, para cada tipo de plan. Y si eres uno de ellos, seguro que estás deseando que llegue el nuevo lanzamiento.

5. Dejas de apreciar los matices

Cuando te acostumbras a un aroma, su uso continuado hace que dejes de apreciar sus matices en tu piel. Un producto cosmético suele dejar de tener el mismo efecto en una persona si su uso es muy continuado; por lo que se recomienda alternarlo o dejar de usarlo por una temporada y retomarlo con el tiempo. Lo mismo ocurre con el perfume. ¿Alguna vez has notado que tu fragancia ya no huele como antes? La respuesta es sencilla: tu olfato ya está tan acostumbrado a este olor que ya no lo aprecia; así que si cambias tu perfume regularmente, siempre parecerá que hueles mejor que la última vez que lo usaste.

En definitiva, si crees (y es cierto) que tu maquillaje, tu pelo y tu ropa hablan de ti, te garantizamos que tu perfume puede dar muchos más detalles de tu personalidad o de tu forma de afrontar la vida. ¿Te animas?

Artículos relacionados

×