infidelidad

Nos impactan, en todo momento, programas, series, telenovelas, películas en las que alguien engaña. Y mientras está en la pantalla chica, está bien, pero cuando pasa por la pantalla y sentimos la deslealtad en primera persona, la cosa cambia. Sentir que tu amor está con otra persona sacude tus anclas emocionales. Puede que no sea fácil para el adúltero lidiar con una doble vida en la que se imponen mentiras y secretos para evitar la vergüenza o la interrupción. Porque, claro, la infidelidad está mal vista.

Aunque los tiempos cambian, nos encontramos ante un nuevo paradigma en el que las relaciones duraderas han dejado paso a un modelo mucho más abierto.

En este mundo cambiante, la infidelidad sale a la luz. Vivir una aventura con total discreción es posible gracias a moteles que reservan habitaciones de lujo por horas, apps que borran el rastro de los mensajes o herramientas tecnológicas que nos ponen en contacto con otros usuarios en busca del amor de otras personas.

¿Solo los hombres engañan?

traición

¡Claro que no! Es cierto que a menudo se defienden con excusas absurdas como “no quiero ser infiel, no puedo evitarlo” y cosas por el estilo. Pero la razón por la que engañan es la misma por la que lo hacen las mujeres: buscan algo que no tienen en casa. Desde tiempos inmemoriales, las mujeres han antepuesto sus necesidades emocionales a las eróticas. Para ellos, el caso es a menudo una forma de reivindicarse.

Chauvinismo

mundo sexista

La sociedad avanza en términos de igualdad; sin embargo, quien será más criticada por la traición será la mujer. Según un estudio realizado (web de relaciones extramatrimoniales creada por y para mujeres), los propios encuestados confirman esta percepción, ya que el 40% cree que la infidelidad femenina es peor que la infidelidad masculina. El tabú de la deslealtad de las mujeres sigue muy presente entre los ciudadanos.

La infidelidad en el mundo 3.0

Infidelidad-en-el-mundo-300

Seamos honestos, la tecnología no es la causa de la traición, pero es el aliado perfecto para que todo sea más fácil y rápido. Ahora que consideramos infidelidad en el mundo 3.0? ¿Participar en una orgía virtual con tu propio avatar? Sexting a través de aplicaciones de teléfonos inteligentes? ¿Usas un juguete sexual controlado por otra persona (que no es tu novio) a distancia? Obviamente, los límites entre lo que es injusto y lo que no está totalmente pixelado son bastante amplios.

soy infiel?

infidelidad-como-superar

Un nuevo concepto llega al mundo de los traidores: el micro-infidelidad. Que es como un conjunto de acciones en las que un miembro de la pareja muestra interés o atención, física o emocional, por otra persona. No se trata de infidelidad propiamente dicha, sino de pequeños actos que no terminaron en intimidad sexual.

¿Por ejemplo? Cuando envías mensajes a alguien por Whatsapp o redes sociales, ocultárselos a tu pareja o cuando escribes en la agenda telefónica el nombre falso de un compañero de trabajo para engañar a tu pareja. también es un micro-infidelidad cuando logras llamar la atención de los demás o cuando intentas retomar el contacto con tu expareja. A veces estos son actos inconscientes, pero revelan que algo está cambiando en su relación. ¡Entonces es hora de dar las alarmas!

La llamada de lo prohibido

No podemos evitarlo, muchas veces lo prohibido nos atrae. Solo para que te prohíban algo para que lo quieras. Nos sentimos vivos, nos arriesgamos, todo es más intenso cuando asumimos hacer algo “ilegal”. Incluyendo, por supuesto, el sexo con alguien que no sea nuestra pareja. La atracción no se puede controlar y es normal (y saludable) tener fantasías con otras personas. Ahora bien, traspasar la frontera de la realidad puede complicar las cosas… hasta el final de la relación.

¿Confesar o no la infidelidad?

que-hacer-cuando-la-pareja-es-infiel

La infidelidad es un territorio de secretos y mentiras. En general, ni el que se compromete ni el que sufre, quiere decir o enterarse. A veces el tramposo deja pistas, pero tu pareja no quiere juntar las piezas del rompecabezas. Puede ser que los que desconfían del otro busquen compulsivamente pruebas hasta poder atraparlo. O tal vez te pregunte directamente si tienes una aventura… La respuesta es simple: “Guardar un secreto y mentir está mal. La única acción admitida es la confesión, la plena transparencia, el arrepentimiento y el castigo. Todos merecemos la verdad y no hay circunstancia en la que se pueda justificar su ocultamiento.

Cada pareja debe establecer su nivel de tolerancia, saber cuáles son los límites

A pesar de todo, amo a mi pareja.

como-superar-la-infidelidad

Para quien sufre una infidelidad, el mundo se le hunde a los pies (y con él la felicidad, la confianza en los demás, la autoestima…). Pero para quienes protagonizan el romance, éste no puede ir más allá de lo sexual, sin romper un vínculo afectivo con su pareja. ¿Y si el romance no tuviera nada que ver contigo? Esta pregunta a menudo parece absurda para la persona que ha sido abandonada por un amante secreto y engañada por la pareja que ama. La traición íntima se vuelve intensamente personal: un ataque directo a nuestro punto más vulnerable. Sin embargo, cuando miramos a través de la lente el daño que le causó a la persona lesionada, vemos solo un lado de la historia. El infiel traicionó a su pareja, pero ¿qué se estaba haciendo? ¿Es porque?. Mantener esta doble perspectiva es fundamental para descubrir el motivo de la infidelidad. A menudo, no tiene nada que ver con la falta de amor.

confianza mutua

Una buena relación se basa en una comunicación abierta y fluida.que sin duda es la base de confianza mutua. Cada pareja debe establecer su nivel de tolerancia, conocer los límites que nadie puede traspasar. Porque, en una historia corriente, puede haber un nivel de apego muy alto, donde acciones sin importancia provocan un profundo dolor emocional en la otra persona. Por eso, cuando muestres interés por alguien fuera de la relación, pregúntate si te importaría que tu novio actuara de esa manera o si su comportamiento pudiera dañar tu relación. En ese caso, puede que sea el momento de replantearse la relación o centrarse más en ella para mejorarla.

¿A quién decirle?

Tan tabú como es, las mujeres desleales generalmente no se jactan de ello. Según un informe del Observatorio Europeo de la Infidelidad, la mayoría de las mujeres prefieren mantener las infidelidades en secreto y así evitar ser juzgadas por el entorno. De hecho, el 41% admite que nunca confesaría haber sido infiel, ni siquiera a su mejor amigo. Aunque las nuevas generaciones se van abriendo y el 79% de las personas menores de 30 años confesaron que le contarían la traición al menos a su mejor amigo. La familia tampoco es un valor seguro: el 64% no revelaría sus secretos a hermanas, primas y mucho menos a sus padres.

¿Qué viene después de la infidelidad?

como-superar-una-traicion

La tormenta ha pasado. Después de eso, es posible que hayas decidido terminar tu relación: mucho dolor, culpa y falta de confianza para seguir juntos. Quizás estés buscando un terapeuta que sepa cómo superar todo lo que has pasado. Quizás perdonarás la infidelidad. Ahora, de esta difícil experiencia, puedes aprender muchas lecciones: no pongas toda tu felicidad en la persona que amas; Amate mas; confiar de nuevo, dejando a un lado los celos; mantener la privacidad; permitir que el otro coquetee sin traspasar los límites… y también sentirse vivo como amante, porque a menudo es la rutina la que empuja a tu compañero de vida (y a la cama) a los brazos de otras personas. Los casos rara vez carecen de imaginación, deseo, abundancia de atención, juego, sueños compartidos, afecto, pasión y una curiosidad infinita. Pero también son los ingredientes de relaciones prósperas. No es casualidad que muchas de las parejas más eróticas tomen sus estrategias matrimoniales directamente del libro de jugadas de infidelidad.

 

Artículos relacionados

×