como ser amado por los demas

¿Cómo ser amado por los demás? En su libro «No todo se trata de mí: las 10 técnicas principales para construir una relación rápidamente con cualquier persona», el experto en comportamiento del FBI, Robin Dreeke, describe los comportamientos esenciales para obtener un reconocimiento rápido. Aquí están sus consejos.

Resumen

A veces es difícil vincularse rápidamente con personas que acaba de conocer, con nuevos colegas o en fiestas donde no conoce a nadie. Incluso es una fuente de ansiedad que puede dificultar la vida de algunas personas que sufren de fobia social. Sin embargo, con un poco de sentido común y observación, es fácil caerle bien a los demás. Esto lo muestra Robin Dreeke en su libro No se trata solo de mí: las diez técnicas principales para construir una relación rápida con cualquier persona. La teoría del experto en comportamiento del FBI se transmitió en un artículo de GQ para mostrar a los lectores que agradar a los demás y mantenerse al día no es tan mágico. Para ello, sólo tienes que seguir estos consejos.

Cómo ser amado por los demás

escuchar sin aprovechar

En primer lugar, debe ser capaz de escuchar atentamente sin traer de vuelta la discusión. Esto significa, por tanto, dos cosas: hay que saber escuchar sin juzgar bruscamente lo que dice el otro, y es fundamental que cada uno tenga su tiempo de palabra sin que uno u otro ocupen todo el lugar en la discusión. Escuchar, sin juzgar ni imponer directamente tu opinión, no significa estar de acuerdo con lo que dice tu interlocutor. Sí permite confiar en la otra persona y darle tiempo para pensar a qué va a responder. Por ejemplo, comenzar una oración con “No” o “No estoy de acuerdo contigo” bloqueará a tu interlocutor y te impedirá expresar tus ideas. Sin embargo, esto se aplica en un contexto de socialización. Si estás enojado, que estás en conflicto con alguien, tienes todo el derecho de expresarlo, siempre y cuando la discusión no se convierta en violencia física o moral.

Lea también: Amistad tóxica: ¿cuáles son las señales para reconocerla?

Haga preguntas relevantes y abiertas

Para ser del agrado de los demás, debe saber cómo hacer las preguntas correctas. Sin embargo, tenga cuidado de no caer en la trampa del interrogatorio. Hacer demasiadas preguntas a alguien que acabas de conocer puede ser intimidante e incluso repulsivo. Es bueno, por tanto, según el autor, interesarse por el otro de manera personal y no material. Por ejemplo, siempre será mejor preguntar qué series le gusta ver a la otra persona que preguntar cuánto gana.

Pide la opinión del otro

Además de las preguntas formuladas, también puede pedirle consejo a la persona. Esto hará que se sienta útil y la aprecie. Además, es muy probable que su visión de las cosas sea completamente diferente a la tuya y por tanto te permita ver ciertos asuntos desde otro ángulo. Tenga cuidado, sin embargo, de no pedir consejo sobre asuntos muy personales. No conoces bien a la persona y no sabes cuál es su pasado. Sería una pena que te colmara de consejos que no estabas preparado para escuchar. Además, si tienes la impresión de que eres tú quien hace las preguntas, que el otro te impone sus opiniones y que el vínculo solo se crea en una dirección, no desperdicies tu energía. Si es importante agradar a los demás, no debe ser a expensas de su propio bienestar. No eres el psicólogo de tu interlocutor.

Saber cuando eres demasiado

Más allá de las palabras, Robin Dreeke insiste en la importancia del lenguaje corporal. Tendemos a olvidarlo a veces, pero está muy presente cuando las personas interactúan, especialmente cuando se acaban de conocer. Digamos que quieres hablar con alguien que no conoces en una fiesta (no en la calle porque rara vez es el lugar que la gente prefiere para iniciar una conversación). Es importante que sepas definir si la persona en cuestión está abierta al diálogo. Si está en medio de una conversación adoptando una postura defensiva, es probable que no quiera que la molesten.

No invadas el espacio de la persona que tienes delante.

Además, el experto del FBI señala el hecho de que no debes encariñarte con una persona que acabas de conocer. De hecho, una persona siempre se sentirá más relajada si no siente que estarás pegado a ella durante horas. Sin embargo, al mostrarle que tu presencia es solo temporal, no se sentirá atrapado. Incluso para ti es mejor, porque te impide involucrarte con alguien que, posiblemente, no te interesa mucho. Si la corriente va bien entre tú y tu interlocutor, recuerda no presentar un lenguaje corporal defensivo, como brazos cruzados o silencios incómodos. Además, no seas demasiado intrusivo hablando demasiado cerca de tu interlocutor o tocándolo sin su consentimiento.

En resumen, cuando busca interactuar con personas que no conoce o de las que sabe muy poco, es importante ser honesto y no intentar hacerse pasar por alguien que no es. Esto significa, por lo tanto, que si está profundamente interesado en una persona, escuchándola, haciendo preguntas relevantes, sin buscar obtener un beneficio personal de esta interacción, el vínculo se creará más fácilmente. De nada sirve hacer esto en un proceso de manipulación, porque el otro se dará cuenta un día. Pero debería ver estos consejos como trucos para probar si tiene problemas.

Artículos relacionados

×