lencería

La lencería no es barata. Pero esta inversión vale la pena en muchos niveles. De hecho, unas bonitas bragas o un sostén de encaje pueden mejorar tu salud mental, ¿lo sabías?

Nadie (o casi) ve su lencería y, sin embargo, algunas mujeres no dudan en gastar mucho dinero en ropa interior bonita. Encaje, seda o incluso un color diferente, es tan placentero ponerse lencería nueva y mirarse en el espejo… Algunos pueden pensar que gastar dinero en ropa interior es inútil, pero sepan que prestar atención a la ropa interior también es bueno para la salud mental.

Un buen sostén puede aumentar la confianza en uno mismo

Durante la pandemia y el confinamiento, muchas nos quitamos el sujetador y pasamos el día en pijama. Sin embargo, al ponerte un hermoso sostén, terminas adornando tu cuerpo y maximizando las posibilidades de aceptación de tu imagen, a pesar de los complejos.

Sentirse hermosa con un atuendo sexy, colorido o más sobrio, dependiendo de tu identidad o estado de ánimo, da un verdadero impulso al ego, incluso si la ropa interior a veces es menos cómoda que una combinación de bragas suaves y camiseta. Paradójico, pero bueno para la moral.

Vea mas: La lencería negra es votada como la más sexy

lenceria blanca

Lencería: un secreto entre tú y tú

Otro punto de interés de la lencería: se puede elegir y usar solo para que te sientas bien, hermosa, sexy y segura, sin tener que mostrárselo a nadie más.

Puedes dejar de lado todas las normas estéticas y demás preceptos sociales, ya que nadie podrá criticarte por haber preferido tal o cual forma, material o color. Una vez más, lo suficiente como para aumentar su confianza en sí mismo.

Y como no hay nadie que la juzgue, es más fácil expresar sus deseos y gustos. ¿Trabaja en un entorno restringido donde una camisa blanca es obligatoria? Con la lencería liberas tus deseos y dejas espacio a la originalidad. Desde el sujetador pequeño de unicornio de estilo kawaii hasta el corsé, no se te impondrá ninguna barrera.

Verificar: Tendencias de ropa interior femenina 2021: Estas son las lencerías más bonitas

lenceria sensual

En la vida cotidiana, expresa tu estado de ánimo, tu estado de ánimo a través de las bragas. Incluso es una excelente manera de comprender los sentimientos que tiene, lo que puede ser una tarea compleja.

¿Un día en lencería amarilla? Fácil: hoy estás muy feliz. ¿Quieres negro? Tal vez sea porque necesita seguridad en este momento, o tal vez su moral está decayendo un poco. Además, puedes usar el color para estimular ciertos estados de ánimo a través de la cromoterapia.

Si estás estresada por el trabajo, la lencería azul te ayudará a calmar tu nerviosismo. Entonces, ¿listo para zambullirte en tu cajón de bragas?

Artículos relacionados

×